Los cambios en la familia constituyen muchas veces un sube y baja de emociones así como de incertidumbre. Imaginemos cómo se siente por un momento, desde la perspectiva de nuestro animal de compañía, este vaivén.

Recordemos que ellos por una parte comprenden profundamente nuestra forma de ser, nuestro nivel de energía, preocupaciones, pensamientos y en general nuestra forma de ver la vida; y por otra son seres vivos que sienten dolor, tristeza, temor, alegría. Cuando hay cambios en nuestra familia, nuestro animal de compañía puede, como todo ser viviente, experimentar confusión, y esto será perdurable en el tiempo, en la medida que las personas y otros animales con quienes conviven sean fuente de apoyo presente o ausente para ellos.

Como comunicadora interespecies, he visto que los cambios a una nueva casa o departamento que altere la rutina y forma física de su lugar de descanso, de alimentación, recreación y de higiene, pueden causar desorientación, ansiedad y estrés en los animales que ven reducidos estos espacios o que ya no cuentan con las facilidades a las que estaban acostumbrados. He visto casos de custodios humanos que buscan lo mejor para ellos y sus animales de compañía y también otras en las que, por diversos factores, se reduce el espacio físico y es ahí donde es indispensable acoplarse con paciencia a las nuevas necesidades de la familia humana y animal. Una forma puede ser comunicarse con los animales verbalmente y con imágenes sobre el nuevo espacio donde vivirán y dónde se puede realizar cada actividad además de acompañarla con emoción, confianza y seguridad en cada imagen y palabra que estemos transmitiendo.  El efecto contrario se da cuando enviamos “aquello que no queremos”.

Cuando existen partidas físicas de otro animal de compañía o de personas de la familia, los vínculos de apego requieren ser entendidos, sanados y no tratados a la ligera, pues recordemos la fidelidad de Hachiko, quien se ha vuelto un ícono del amor incondicional de los animales por su familia. Otra alternativa es buscar a otro miembro de la familia con afinidad por los animales para que sea su nuevo cuidador; y si quien partió fue un animalito, procurar apoyarse entre los miembros de la familia humanos y animales. El remedio de rescate (rescue remedy) dentro de las esencias florales es un gran apoyo para aliviar el dolor de la partida en cualquier especie.

los animales de compañia en la familia

Los cambios en la familia como la llegada de nuevos miembros humanos o no humanos, como un bebé, un cachorro u otro animalito, también constituye un estresor en la mayoría de casos, pues quiere decir que el “espacio físico y emocional” en la vida de sus humanos y la suya propia, estará “disponible también para otro ser”. Se acentúa en mayor medida si los animales han sido antes abandonados o han tenido situaciones traumáticas de maltrato, en este caso el amor de su familia y “no desplazarlos”, junto con la sanación de la Comunicación Interespecies, hará que el cambio afecte en menor medida.

Tristemente estos cambios en la vida de las personas que afectan directamente a los animales, hacen que un grupo de la población no sienta ni piense en ellos, y como pretexto de que “no hay espacio suficiente”, que “causan alergias” , que “no son buenos para los bebés”, “no hay quien los cuide”, se los abandona a su suerte, dejándolos en sitios desolados, muy poco transitados o sin alimento, para que simplemente dejen de existir de una forma lenta y con sufrimiento. Recordemos que los animales vienen a nuestras vidas para ayudarnos a crecer y desarrollarnos como seres espirituales en este mundo físico. Quizá cuando comprendamos que la igualdad de los seres vivos no está en la especie, en el color de piel, en la religión, la política, sino en la pureza de su corazón y sus acciones, podamos apenas acercarnos a comprender el inmenso amor que sienten ellos por la humanidad a pesar de sus falencias. ¡Ellos no nos abandonarían por más grandes que fuesen los cambios en el planeta!

¿Y tú, cómo has vivido los cambios junto con tu animal de compañía? Nos encantaría que compartieras con nosotros tus experiencias en nuestra comunidad, te esperamos.