La regresión a vidas pasadas no son peligrosas, son sanadoras

Escuchar la voz de otra persona que sirve de guía ayuda a mejorar la concentración y permite alcanzar un nivel de relajación más profunda. La regresión a vidas pasadas no son peligrosas porque nadie se ha quedado “atrapado” en ese estado. La persona puede abandonarlo siempre que lo desee. Además, nadie ha violado jamás sus principios morales y éticos. Nadie puede controlar a la persona, que es quien lleva las riendas en todo momento.

La mente está siempre despierta y observa lo que sucede. Por eso alguien que está profundamente metido de lleno en una secuencia de recuerdos de la infancia o de una vida anterior puede responder a las preguntas del terapeuta, hablar el idioma de su existencia actual, conocer los lugares geográficos que ve e incluso saber que está en un año determinado…

Su mente actual está despierta, observa y comenta. Siempre puede comparar los detalles y los hechos con los de su vida actual. Es el espectador y el crítico de la película y, por lo general, también el protagonista. Y todo ese tiempo puede permanecer en un estado relajado.

Este proceso de evocar los recuerdos de vidas pasadas sucede independientemente del credo religioso o nivel de creencia de la persona. Ojalá te hayamos aclarado esta duda, y si deseas sanar tu vida desde esta terapia, estaremos felices de ayudarte.

Para qué sirve la sanación de vidas pasadas

La sanación de vidas anteriores es una herramienta terapéutica que permite, en primer lugar, evocar recuerdos de la infancia para avanzar a recuerdos más lejanos como las vivencias dentro del vientre materno u otras situaciones experimentadas en otras épocas y tiempos diferentes a los de la vida actual. Significa reconocer la esencia de nuestra alma para sanar fobias, relaciones en conflicto, el temor a morir, manejar el estrés, la preocupación por el futuro, enfermedades psicosomáticas que no encuentran alivio con otras terapias, y sobre todo nos enseña a vivir el presente sanando el pasado. La regresión a vidas anteriores es efectiva sobre todo para tratar dolores óseo-musculares, dolores de cabeza que no responden a la medicación, alergias, asma y estados relacionados con la tensión o con el sistema inmunológico, como las úlceras y la artritis.

En algunos casos parece mejorar las lesiones o tumores cancerígenos, así como ayuda a dejar de tomar calmantes para estados debilitantes. Puede apoyar en la resolución de asuntos emocionales profundos, al revelar la relación de las emociones con la molestia física y su origen.

El componente espiritual de la sanación de vidas anteriores es también muy curativo. Al comprender que no se muere junto con el cuerpo, se comprende que tenemos una naturaleza divina, que trasciende el nacimiento y la muerte. Con lo cual crece la voluntad de vivir, de curarse, y la fe de que la sanacón se producirá. Las personas descubren el poder mayor que existe en todos nosotros, el que nos ayuda a estructurar nuestra vida a fin de aprender y alcanzar nuestro potencial divino. Se tornan menos nerviosos, más tranquilos, pueden encaminar más energías hacia el proceso curativo, apartándolas del miedo y del sufrimiento.

quiero sanar mis vidas anteriores

Si este tipo de terapia sanadora resuena en tu alma y deseas sanarte conociendo tu historia y entendiendo tu presente, te ofrecemos la regresión a vidas pasadas que Paz y Gratitud ofrece. Estamos muy agradecidos porque nos acompañas en este gran proceso llamado vida.

El Dr. Brian Weiss es un médico psiquiatra estadounidense  reconocido mundialmente por su investigación sobre el poder curativo de la regresión a vidas anteriores, relatada en sus libros como “Muchas vidas, muchos maestros”, “Lazos de Amor”, “A través del Tiempo”, “Muchos cuerpos, una misma alma”, “Los milagros existen”, y con quien Mireya ha obtenido la certificación para trabajar en este ámbito en el Omega Institute de Nueva York.